Skip to content

Intravención. Antidisfrute, habitando el sonido.

October 20, 2016

Para la intravención que debíamos realizar, Marta, Adrián y yo nos enfrentamos al reto de juntar tanto materiales como intereses en la costa. Por un lado, los materiales: algas y alambre, yeso y terracota. Y por otro, los intereses: el uso de esas algas, los sonidos de la costa y la pretensión de habitar las secciones resultantes de la erosión que producía el mar en las rocas.

Pues bien, con estos puntos como premisas, las primeras aproximaciones trataban de ser demasiado literales, lo que no producía ninguna idea que nos interesa reproducir. Por lo tanto, teníamos que mirar más allá, que nos interesaba seguir estudiando. Llegamos a la conclusión de que nuestros principales objetivos, tenían que ver más con los intereses que mencionábamos que con los propios materiales. Aún asi, no queríamos dejar de lado todos los materiales con los que habíamos trabajado y el primer objeto que desarrollamos fue un cono a gran escala que nos permitiera captar los sonidos del mar. Para investigar en la pretensión de habitar esas secciones, nos planteamos el unificar cono y sección para fomentar esa intención. Y finalmente, para desarrollar la idea del uso de las algas, pensamos en experimentar juntando el yeso con las algas para configurar el cono, con el fin de que las algas le dieran otra textura y otra moldeabilidad.

14804896_10209983430976571_959134469_n

Sin embargo, el resultado no fue el deseado. Los medios de los que disponíamos no nos ayudaron a conseguir la forma adecuada para que el yeso se solidificara bien y finalmente, el cono se rompió, quedando así esta primera idea, descartada.

Pese a que no consiguiéramos la forma, algo positivo sacamos del experimento: la mezcla de las algas con el yeso. A través de la práctica comprendimos como podíamos trabajar esa fusión y resultados como las texturas que conseguimos, fueron interesantes.

Así pues, desarrollamos otra idea, también relacionándola ya un poco con la historia del lugar.
Fue curioso que en nuestra pequeña excursión en busca de esa sección con la que queríamos trabajar, encontramos realmente una parte que ya estaba “habitada”.

Nos encontramos con un matrimonio que se había apropiado efímeramente de ese espacio. Esto, además de inspiración, nos dio ayuda ya que interactuamos con ellos e incluso nos ayudaron con la construcción.
A raíz de esto, con una mirada al mar, a parte de los grandes bancos de posidonia que se habían depositado en las rocas y que pensábamos utilizar, vimos unos barcos a lo lejos que nos dieron otra historia a tener en cuenta: la pesca.

Así, con este imaginario que incluía algas, conos como forma de explorar el sonido, el habitar esas cuevas que creaba el mar, la anécdota de los propios usuarios y las herramientas de la pesca, desarrollamos un objeto a través de una red semejante a la que usan los pescadores (solo que con huecos más pequeños para permitir el almacenamiento de la posidonia) con la que formaríamos un saco contenedor de unos conos (de distintas proporciones para variar los sonidos) y rellenado con algas.

antidisfrute

El por qué de esa forma viene inspirado en las bolas de algas que se forman en las playas a partir de la raíz de posidonia para así, crear un símil entre todas esas algas que se consideran asquerosas y convertirlas en algo más disfrutable (entendiendo lo disfrutable como aquello que nos es placentero).
Porque ese era el fin. Mi investigación sigue el camino de convertir lo que se consideraría el antidisfrute en algo que guste, que te emocione el interactuar con algo que sabes que te da asco.

Además, el presentar tan contundentemente las algas, se conseguía un impacto visual estupendo que te generaba la curiosidad de acercarte e interactuar con el objeto.
Todo empieza por la curiosidad…

Processed with VSCO with m5 preset

Finalmente, nos pareció interesante ver el objeto en otro espacio para el que no estaba diseñado. Por ello, la intravención no sólo ocurrió en esa sección de costa que elegimos, si no que nos desplazamos a otro lugar: la universidad.

img_9671

Pese a que era la facultad de arquitectura y ya han visto de todo, la curiosidad que despertábamos en la costa, venía acompañada de una extrañeza que representaba lo poco que encajaba allí el objeto. Los efectos que creaba tanto en el espacio como en el público era diferentes a los creados en la costa. Y esos efectos son los que debemos tener en cuenta y los que nos servirán para mejorar el diseño ya que nos ofrecían resultados también valiosos e interesantes.

Advertisements

From → Uncategorized

Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: